… es un mundo que elijo, y se expande / es un lugar y muchos lugares a la vez / son todos los lugares que viví / son miles de aromas y sensaciones y colores / son las personas que me acompañan y acompañaron en estas pequeñas aventuras / son los amigos que conocí / es cada libro y cada canción que me acompañó / es el sol después de la tormenta, y la noche más fría / es aquel primer aterrizaje y el primer despegue! / es el nudo en el estómago del primer viaje / son todas las luces que me encandilaron en Times Square / es el amanecer más impactante, después de 4 días de caminata, y el alivio, y la emoción, en Machu Pichu / es cada lágrima que cayó por felicidad, por haber llegado / son 2 deseos en el muro, cumplidos / es la ilusión de perseguir un instante en una película / son los viñedos y las ciudades y las playas y las montañas y los salares y los puentes que crucé / son los paisajes divisados desde 1 tren y la libertad del primer viaje en auto / es sentirse en casa a 8500 km / es encontrar ése lugar...

martes, 1 de marzo de 2011

Parte 1: Brighter than the sunshine


Por algún extraño juego del destino, Londres se fue postergando a lo largo de mis viajes. No fue, si no hasta la 3ra visita al Viejo Continente en que pudimos (o quisimos) encontrarle un hueco en el recorrido (y eso luego de descartar una larga lista de ciudades).
Habrá sido un placer postergado? Un juego inconsciente para generar expectativa?
Podría ser.
Allí estábamos, a 2 horas y algo más de vuelo desde BCN, y como un guiño del destino (otra vez, asumo), Londres nos recibió a pleno sol y con un cielo despojado de nubes; irresistible.
Me deslumbró desde que bajamos del tren en St. Pancras, una estación que parece inspirada en un libro de Harry Potter.
No importaron ni el invierno de noche temprana, ni el cielo gris constante que nos acompañó durante los 2 cortos días que estuvimos allá.
Para cuando, a las puertas del Museo Británico, las primeras luces de los faroles fueron descubriendo las sombras de las chimeneas; ya sabía que no había vuelta atrás. Esta ciudad ya tenía un lugar en mi corazón.
En mi fantasía Londinense, estaban Los Beatles, y películas como Notting Hill o Love Actually; pero una vez allí fui Mary Poppins.

St. Paul´s Cathedral, el Hyde Park, chimeneas en cada panorámica, el Big Ben… Una ciudad que resurgió de sus cenizas.
Esta ciudad en monocromo donde el rojo de los buses y las cabinas parecieran ser parte de un fotomontaje.


Esta ciudad se quedó en mí.
Para recordar


...........................

Parte 2: Flowers in the window




Luego de perdernos entré hebras y teteras en Harrods; y de cruzar Kensington Gardens en una bruma, y de varias cuadras solitarias hasta Notting Hill Gate; nos introducimos casi teletransportados al tumulto en Portobello Market.
Casas de colores. Puestos y más puestos de… todo: cámaras fotográficas, ropa, porcelana. Todo concentrado en las primeras cuadras de 1 calle que moviliza a la gente, atraída por los aromas que hechizan y conducen a la segunda parte de este mercado que concentra multitudes cada sábado.
Paellas, tomates perfectos, pimientos de rojo vivo, Cupcakes, panes, canastas de frutas: todo seduce en este barrio.

A donde se mire, colores y más colores que parecen burlar el destino gris de Londres (y a mí, por supuesto, que me resistí tanto a visitarla).


13 comentarios:

Celina dijo...

Maia!! Felicitaciones por este emprendimiento, la verdad me encantó todo lo que contaste y tu manera de contarlo, que hace que uno se transporte a cada lugar...
Te cuento que a partir de mayo vamos a estar un año en el viejo continente, así que vamos a tomar muchas de tus recomendaciones, ideas y experiencias. Por acá me quedo, y te seguiré leyendo!!!
Un beso

Maia Fridman dijo...

Gracias Celi, gracias por tomarte el tiempo de pasar y dejar tu comentario! La idea es ir creciendo de a poco en este nuevo "rubro". Me enteré del nuevo proyecto, los felicito! Cualquier dato que necesiten, sabes que pueden escribirme!
Un abrazo a los 2!

Mónica Ortelli dijo...

Hermosas fotos. Me encantan las del cartel de CocaCola y la de la rueda gigante en gris. Y el tema musical del principio.
Abrazo.

eli dijo...

Qué lindo todo! Londres, un sueñito de adolescencia que no se me cumplió y que sin quererlo yo, lo heredó mi hija, porque muere por irse allá... a vivir!
Beso y que tengas lindo día!

Maia Fridman dijo...

Gracias chicas! Londres es un sueño! Un abrazo y excelente día para Ustedes también!

Vintage Aurora Deco dijo...

Amé este post y las fotos divinas!!!

Maia Fridman dijo...

Gracias Andre! :=)

Hombre de paz dijo...

Van agregándose seguidores, no es para menos, encarás la narración de una forma amena y original.
Me encantó como asociaste lo que Bret le canta a Mary Poppins con el tema de inicio de esta semana, además que fue muy lindo recordar una escena que YO disfruté a mis 15 años. Lo bueno, no tiene edad y no pasa de moda.
Seguí sorprendiéndonos.

Maia Fridman dijo...

Gracias Pa! Mary Poppins es lo más, la amamos, por más años que hayan pasado! Y mi Londres definitivamente fue "Brighter than sunshine" porque estaba con Mary ;)
Besotes!

Anónimo dijo...

Hermoso mai! seguí asi! es muy lindo para los que no tuvimos la oprtunidad de recorrer estas ciudades, que nos des el lugar para saborearlo desde tu persona....muy bueno!
go on!
Lulipop

Maia Fridman dijo...

Gracias Lulipop! Love you!

vero dijo...

mary poppins ahora sí... me senté en la silla, respiré aire de té en hebras y leí cada palabra como si estuviera inmersa en un cuento. lo mejor? tus fotos, observaciones... y brighter than sunshine, lejos... aunque flowers in the window me transporta también a las islas.. la irlandesa, pero isla en fin ;)

sos grosa. gran post.

beso enormeeeeeeeeeeeeeeeee!!!

Maia Fridman dijo...

Verito!!! Gracias lindis. Me queda un viaje pediente a la Gran isla, más intenso, para hacer muchos posts más!
Beso grande!